sábado, 2 de mayo de 2009

Una voz en el teléfono

Hay una clase de gente que me intriga profundamente, y quiero compartirlo por este medio, quizás en un intento de ver si estoy acompañada en este sentimiento, o algún alma caritativa sabe explicarme el por qué de este fenómeno,

Yo me pregunto: ¿Qué onda con la gente que llama a la radio?

Para pedir un tema (por qué no te lo bajás?)
Para dedicar un tema al amor de su vida (mandale una carta, llamalo, fijate)
Para contar cuál fue su anécdota de la infancia más graciosa (y esto como el mejor de los ejemplos, también la infidelidad más divertida, o el papelón más grande, o las mejores vacaciones -¿?- )
Para contar que sos infiel pero que no decís tu nombre porque tu marido escucha la misma radio que vos (tonta...no pensas que pueda reconocerte la voz? tantas ganas tenías de compartirlo?)
Para mandarle un mensaje a otro ser que a las 2 de la mañana también tiene una vida tan triste como para estar escuchando a Daisy Mayqueen (o como se diga)
Para contar tus desgracias más profundas

Se me ocurren miles de ejemplos más pero creo que con esto captan la idea... y yo realmente me siento intrigada ante esta gente...

¿No tenés nada mejor que hacer que llamar a la radio? ¿No te interesa guardarte un poco de tu vida para tu propia personita? ¿tantas ganas de que sepamos de vos te invaden como para gritar a los cuatro vientos aquel verano divertidísimo que pasaste en las toninas jugando al tejo?

Y sí, me indignan, no puedo evitarlo.

Ahora, si ustedes me ayudan a comprender, quizás hasta me arrepiento y todo. Bueno, no se si tanto, pero en una de esas hasta me dan un poquito de pena y no los jodo más...

Desde ya, muchísimas gracias por su colaboración (?)

9 comentarios:

  1. Y... que te puedo decir??? si bien estoy de acuerdo en que esta gente tiene muuuucho tiempo libre y no se hace drama por gastar dinero en llamadas telefónicas, también puedo decirte que como éste que elegimos nosotros, es un medio de expresión, dónde estas personas se sienten cómodas para expresar sus desdichas, picardías, alegrías, anécdota, y hasta lo más insignificante que te puedas imaginar...
    Igual sigo optando por éste canal comunicacional porque, lógicamente es más privado, y no estás limitado a "la (vacía) consigna del día"

    Buen domingo para usted señorita....

    ResponderEliminar
  2. yy puede que no tengan otra cosa mas que la radio en sus vidas y necesiten hablar aunque sea con un contestador que dice:
    Si quiere dejar un comentario marque 1
    Si quiere programar un despertador 2...

    y bla blab al

    ResponderEliminar
  3. Y escribir un blog contando tus cosas, tu vida, diciendo cualquier cosa oculto detrás de una fotito trucada o un dibujito sin sentido. Hablar con "extraños" temas muy personales. No sería mas o menos lo mismo?.

    Yo no llamo a la radio, pero tengo un blog donde disfruto hablar de cualquier cosa, de mi vida y amores. La voz puede que no se escuche, pero te aseguro que cualquiera que leea lo que escribo que me conozca sabe perfectamente quien soy, además de mi foto.

    Jajajaj!!! Te arrepentís ahora? Jajajaj!!

    ResponderEliminar
  4. Carito: pero además no te tenés que llevar un tema horrendo de prepo, seguido de la consigna del día.
    Pedro: sí, tal cual. Pero a veces no comprendo. Lo juro.
    Flora. Si, es cierto. Pero prefiero hablar con el chequeo de crédito de personal.
    Word: No, no creo que sea lo mismo, porque implica un laburo, un pensamiento, una descarga..que se yo, lo siento diferente.
    Casi me hacés dar pena...pero no no, por ahora sigo firme!

    ResponderEliminar
  5. Un blog tiene otro fin, y proporcionalmente rompe menos las bolas que un llamado a la radio para contar que Juancito no te da bola.

    Hablando de bolas, meencanta pararme al lado de la puerta de los colectivos, tapando el boton y siendo un incordio para los demas.
    Te pido por favor que si ves a un chico haciendo eso, no le hagas caso al comentarista que te recomendo apretarle las bolas como si fuese un fajo de $100.

    Porque las valoro mucho, a mis bolas.

    ResponderEliminar
  6. Me parece o no le caigo muy bien a Tomas Eloy??

    Es verdad lo que decís, el blog requiere trabajo, creación, imaginación... Pero estuve cerca, muy cerca...Jajajaj!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Indignada, llegué a tu blog por casualidad y me llamó la atención este post. Muy de acuerdo! Siempre pensé igual... y cuando hice radio, hasta me aburría de pasar al aire los mensajes, jaja, que mala!
    Bueno, seguí indignandote tranquila... pero DISFRUTÁ de la vida!
    Saludos
    Vicky

    ResponderEliminar
  8. Odio que la gente cuestione las boludeces que hace otra gente!!!! todo pasa por la necesidad de expresión!!! no todos son consumados literatos como para escrbir en un blog, aparte eso debe costar mucho dinero...
    No todos tienen vidas apasionantes y solo deben conformarse con traicionar el amor de Juanita o con desear el cuerpo de Raúl, etc... en cambio nosotros podemos plasmar en un blog (que es algo muy biaan) nuestras apasionantes vidas, llenas de cosas maravillosas, intensas, luminosas u oscuras, pero siempre dignas de ser compartidas con los la exclusiva casta de bloggers... Odio tener un blog!!!!

    Disculpen las molestias...

    ResponderEliminar